Francia, un país para recorrer palmo a palmo. Desde la visita a los legendarios castillos del valle del Loira o la chispeante ruta de la sidra de Normandía, hasta el disfrute de París y su Torre Eiffel o el derroche de adrenalina del ambiente alpino de Chamonix. 

Francia ha sido siempre sinónimo de romanticismo, en sus recovecos es posible vivir la ilusión palaciega o la sencillez campesina, vivir el sueño cosmopolita y de vanguardia o remontarse a la magia de las leyendas más remotas. Tanto si uno recorre París como si visita los Pirineos o la Costa Azul, va a disfrutar de las delicias, placeres y perfumes que tiene para ofrecer. 

Documentación: No se necesita Visa, requiere pasaporte con una validez mínima de 6 meses desde el ingreso al país.