Egipto es vida a raudales, desde la nada más absoluta del desierto, pasando por la "fuente de la vida", El Nilo, hasta la vorágine de ciudades en las que se mezclan diferentes culturas, tradiciones y costumbres. Egipto es, además, sinónimo de pirámides, de Valles Sagrados, de tumbas sin profanar, de tierras donde Dios habló por primera vez al hombre, de bellos, apacibles y desconcertantes oasis y de reservas naturales privilegiadas. Egipto es el lugar donde las expresiones del hombre se transformaron, quizá por primera vez, en civilización, en cultura, en sociedad.

Para descubrir estas bellezas no hace falta ser arqueólogo ni poseer profundos y completos conocimientos de antiguas culturas. Solo se requiere de un espíritu abierto para contactar con las emociones originales que posibilitaron una de las civilizaciones más fascinantes del mundo.

Documentación: 
Se necesita Visa. Requiere pasaporte con una validez mayor a 6 meses desde la fecha de regreso al país. 

Vacunas: 
Para todo pasajero viajando desde Argentina se requiere Certificado Internacional de Vacunación contra la Fiebre Amarilla (obligatorio) para entrar a Egipto.