Tierra de leyendas de espíritus del bosque, bellas princesas, magos y sirenas, Alemania es un país para descubrir, vivir y disfrutar. Posee grandes ciudades con ilimitadas oportunidades culturales, para ir de compras y una animada vida nocturna, y pequeños pueblos llenos de encanto y rica tradición vinícola con entrañables fiestas populares y especialidades regionales. Sus fascinantes paisajes enmarcados en una pintoresca naturaleza ofrecen una especial atracción e invitan a caminar y a relajarse. Castillos, palacios y monasterios son muestras del conocido romanticismo alemán.