Bella, fascinante, variada, así es la península de Anatolia, también llamada Asia Menor y hoy conocida como Turquía. Su privilegiada posición la convierte en puente entre Oriente y Occidente, y la ha hecho cuna de una docena de civilizaciones a lo largo de sus 5.000 años de historia. Es una tierra en que lo antiguo y lo moderno conviven, en que paisajes llenos de dramatismo se unen a grandes playas sin multitudes junto a mares no contaminados, es un país que alberga impresionantes ruinas de civilizaciones clásicas, que posee una excelente cocina y la genuina amabilidad de su pueblo.